Receta del flan de turrón sin horno

El flan es uno de los postres preferidos en muchas partes del mundo por ser muy fácil de preparar y porque necesita muy pocos ingredientes; una de las variantes más destacadas es el flan de turrón sin horno, que es sumamente sencillo de preparar y que es delicioso en todos los sentidos. El flan de turrón sin horno es un tipo de postre caracterizado por ser firme y algo gelatinoso que se prepara a partir de huevos, leche, azúcar y algún tipo de turrón, que puede ser el de almendras y miel.

El flan de turrón sin horno tiene una preparación sencilla muy similar al del flan de huevo que es la receta original; los ingredientes necesario son: 2 huevos por cada taza de leche ,y media taza de azúcar para endulzar, a ello se le agrega turrón de almendras y miel desmenuzado para luego mezclarlos completamente. Un dato diferencial de la receta de flan original con la de turrón sin horno es precisamente que no se necesita usar un horno para cocinarlo, acudiendo en cambo a una estufa tradicional y al uso de baño de maría para que quede cocinado de manera adecuada.

El baño María, un aliado de nuestro flan de turrón sin horno

El baño de maría es un método de cocción ideal para recetas como la del flan de turrón sin horno, que necesitan cocinarse a una temperatura controlada no muy alta, para que no se arrebate o se cocine de manera poco uniforme. El baño de maría es una técnica milenaria que consiste en elementos básicos que son el molde con la mescla que en este caso es el flan de turrón, un molde más grande que contendrá al molde con la receta y agua; el agua es el elemento fundamental del baño de maría, pues su trabajo es el de mantener la temperatura dentro del margen adecuado.

El agua cumple con la función de irradiar el exceso de calor y repartir el remanente en derredor del molde con la mescla, de hecho, es gracias al baño de maría que es posible prescindir del horno para preparar esta receta aunque si usamos un horno para cocinar, también necesitaríamos el baño de maría. La única forma de poder prescindir del baño de maría es mediante un horno con ventilación; esta característica permite repartir el calor de manera uniforme en todo el horno, cumpliendo la función del agua en el baño maría, y asegurando una cocción adecuada del postre.

Acudiendo al polvo de flan royal

 

Una variante de la receta es la preparada con polvo de flan royal o de cualquier otra marca, este polvo de flan cuenta con ingredientes que se encargan de sustituir la función del huevo de la receta original. El polvo de flan royal cuenta con ingredientes como el almidón, la cuajada y espesantes artificiales que hacen la función que hacen los huevos en la receta original, que es la de brindar estructura al postre luego de su cocción. Un hecho interesante es que el uso de un sobre de flan cambia por completo el proceso de cocción del flan de turrón sin horno, que sigue sin necesitarlo pero que se preparará bajo una serie de pasos diferentes.

El preparado de la mezcla con el flan en polvo es igual que en la receta original, y es en la cocción en donde está la diferencia fundamental. La mezcla ahora tiene que calentarse a punto de hervor en vez de cocinarla a baño de maría, el envase en donde se calentará hasta que esté a punto de hervir no es el mismo que el molde, sino que este se tendrá preparado para verter la mezcla caliente para luego dejarla en reposo y ponerla a refrigerar.

El paso del proceso de llevar la mezcla a punto de hervor tiene un propósito y es el de activar los ingredientes espesantes, para que al enfriarse la mezcla, ésta pueda entrar en una textura gelatinosa y firme que es la característica del flan de huevo. Es necesario inclusive el de refrigerar el postre después de que haya reposado suficiente, para que se compacte aún más; las recetas a base de polvo de flan sugieren que se refrigere al menos por 4 horas pero siempre es mejor hacer este tipo de postres de un día para otro.

La cobertura de caramelo también es necesaria en la receta con polvo de flan

 

Al hablar de la sustitución del horno por una estufa o por el uso de polvo de flan royal, existe una duda a aclarar antes de preparar nuestro flan de turrón sin horno o cualquier otra variante de flan que queramos preparar y es la cobertura de caramelo del molde. Como bien sabemos, al hacer este postre al horno, es necesario tomar el molde del postre y cubrirlo con caramelo derretido, de hecho parte de la receta es reservar unos 50 gramos de azúcar para posteriormente fundirlo y cubrir el fondo y parte de las paredes del molde con él.

Al verter la mezcla, ésta queda aislada del molde gracias al caramelo, que durante la cocción se fundirá nuevamente y absorberá un pequeño porcentaje de humedad de la mezcla de flan, por lo que al terminar de cocinarse, queda como una capa de caramelo fundido alrededor del flan firme, lo que permitirá su fácil desmoldare y le dará la presentación característica. Esta regla aún sigue aplicándose al querer preparar el flan en la estufa con ayuda del baño maria pero, ¿y si vamos a prepararlo con polvo de flan? De seguro al enfriar la mezcla en el molde recubierto de caramelo, éste seguirá siendo solido al día siguiente.

Lograr el acabado de caramelo derretido sin usar azúcar fundido es posible, aunque debe acudir se a un producto adicional; en muchos supermercados y tiendas de repostería venden sirope de caramelo o caramelo fundido, que solo requiere de verterlo en el molde antes de echar la mezcla. Es suficientemente espeso como para evitar disolverse rápidamente con la mezcla de nuestro flan y lo más importante es que dará la presentación acorde al momento que decidamos servirla. Una solución más cacera es preparar este sirope en casa, aunque requeriría un esfuerzo adicional.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *