El flan de turrón fácil, un legado europeo con presencia gastronómica en todo el mundo

flan royal europeo

El flan es un postre de textura característica, hecha a partir de ingredientes fundamentales que son huevos, leche entera y azúcar. Existen muchas variantes de esta receta, entre las que destaca el flan de turrón fácil que solo se diferencia de la receta original en que se le añade algún tipo de turrón como el turrón de almendras. Recetas más elaboradas consiste en cambiar la leche y el azúcar por leche condensada y la adición de leche evaporada; las formulas de la receta más modernas y distintas de la receta de fan adicional, es la sustitución de los huevos por el polvo de flan royal.

El flan royal es una preparación en polvo de varios componentes como harina de maíz o maicena, espesantes artificiales, cuajo y estabilizadores; otros ingredientes son aromatizantes y edulcorantes como fructuosa y azúcar. Los elementos más importantes son los mencionados al principio pues se encargan de hacer el papel que harían los huevos, el de dar estructura al postre luego de prepararse; lógicamente que el resultado es diferente pero con este sacrificio, disminuye muchísimo la dificultad de preparación, que pasa de ser fácil a muy fácil, pues ahora ya no implicaría el uso de un horno.

El flan royal, una invención moderna que ha producido una versión moderna del flan de turrón facil

ingredientes flan royal

Pero como es de entenderse, el flan royal es una invención moderna que se hizo para hacernos la vida fácil nacido en una época en donde socialmente esa era una obsesión; la primera mitad del siglo 20 y el inicio de su segunda mitad fue una época de inventos y de la búsqueda de una vida llena de soluciones prácticas; no solo el flan nace en este momento de la historia sino muchas otras invenciones como las máquinas de batir y los antecedentes de los procesadores de alimentos. Pero una cosa es cierta y hay que entender que parte de la identidad de la receta se pierde al usar el flan royal, convirtiéndose en algo similar, pero distinto.

De hecho en muchos países, el flan de turrón fácil preparado con sobres de flan royal es considerado como un postre distinto del preparado a partir de huevos, leche y azúcar, y en ciertos casos, el flan original recibe un nombre diferente pero no hay que olvidar que se trata de la misma receta. Ambas son opcionales en función de los recursos disponibles, pues después de todo, el flan preparado con un sobre de flan royal, es ideal si no se cuenta con un horno adecuado.

El polvo de flan royal permite prescindir del paso de horneado

flan royal horneado

El polvo royal por ejemplo, permite prescindir de un horno completamente, pues la preparación solo requiere levarla a punto de hervor, esto hace que preparar una receta como la del flan de turrón fácil, lo sea en todos los sentidos. El hervor es el factor más importante aquí, pues permite activar las características espesantes de los ingredientes del sobre de flan que se mencionaron anteriormente, por lo que luego debería llevarse al refrigerador para que se complete el proceso; la textura resultante es muy suave y de hecho muy similar al budín, que es otra de las recetas similares al flan.

La receta original requiere del horneado, pues el ingrediente que genera la textura de todo el postre es debido al huevo, que al cocerse logra su cometido. Esta cocción debe realizarse al horno y usando el método del baño de maría. La técnica del baño de maría consiste en cocinar el postre en un molde que está dentro de otro con agua; el agua permitirá que el calor se distribuya de una forma uniforme sin sobre cocinar, permitiendo lograr la textura característica del flan de huevo. El tiempo de cocción depende en cierta medida de los ingredientes aunque en general son entre 30 y 40 minutos.

Cómo preparar flan de huevo y alguna de sus variantes como el flan de turrón fácil

flan royal chocolate

La receta del flan original requiere 2 huevos por cada taza de leche y media taza de azúcar; esa medida correspondería a unas 2 porciones, o una porción bien resuelta, según como se vea. La preparación es sencillísima, pues solo requiere de mesclar los ingredientes con una batidora de varillas o una procesadora de alimentos. Luego de ello, debe cocerse en un horno a baño de maría en un molde previamente acaramelado; el caramelo en este sentido cumple la función de permitir el desmoldare luego de haberse cocido el postre, además de dar una apariencia muy apetecible al flan luego de servirse.

Una de las variantes del flan de huevo más común es el quesillo, que es un flan preparado con huevos y leche condensada; la leche condensada sustituye a la leche entera y al azúcar pues ya las integraría, siendo el restante del proceso el mismo, incluyendo el molde acaramelado para permitir su posterior desmoldaje. Algunas variantes de esta receta consiste en agregar un adicional de leche evaporada, que como sabemos es una especie de leche bastante más concentrada que la entera y que aportaría más firmeza al quesillo.

El flan de café es una variante más de gourmet que sigue siendo fácil de hacer, dando una sensación Premium al prepararlo y servirlo. El flan de café sustituye la leche por nata para montar y se adiciona café a la mescla. La receta seria 3 huevos por cada taza de nata para montar, media taza de café y media más de azúcar; se mesclan los ingredientes hasta lograr una mescla homogénea y luego se vierte en un molde previamente acaramelado. Se hornea en baño maría como normalmente se hace el flan de huevo pero en este caso, resultará en un postre llamativo que impresionará a más de in invitado.

Otra de las recetas de flan que conviene mencionar es el flan de turrón fácil, que a la receta del flan original, se le agrega turrón de almendras y miel molidas; luego de mezclarse todos los ingredientes, solo es necesario hornearlo en baño de maría en un molde acaramelado.

Si te suscribes, recibirás más recetas y maneras de hacer un buen flan y sorprender a tus amigos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *