Flan de turrón sin nata

flan-sin-nata

El flan de turrón es una de las variantes de la receta de flan más deliciosas, caracterizada por su sabor característico y su facilidad de preparación; algunos de los turrones más comunes en esta receta es el turrón de almendras y miel, que aporta un sabor característico y muy armónico con el sabor propio del flan. Una de las recetas más usadas de flan es el que no se prepara con nata sino con leche entera o con leche condensada según convenga, permitiendo preparar flan de turrón sin nata, pues como algunos sabemos, la nata pese a dar una mayor firmeza en el flan, tiene un contenido calórico marcado.

 

ingrediente susituto-flan-turrón-sin-nata

La nata es uno de los ingredientes a los que se tiene opción en la receta del flan de turrón que junto a ella están la leche completa, la leche condensada y la leche evaporada; cualquiera de ellas producen determinados resultados en el postre y como se mencionó al inicio, la nata es la que produce un resultado más firme en el postre. Una de las razones por las cuales decidimos hacer flan de turrón sin nata es para mitigar un poco el impacto calórico que esto conlleva, junto a medidas como el cambio del azúcar por un edulcorante.
Es bien sabido que, pese al impacto calórico, la nata produce un resultado particular en el flan de turrón que es el de una solidez muy característica que no puede lograrse ni con leche entera ni con leche condensada; por una parte, puede sacrificarse esta característica para lograr una receta menos calórica, con cualidades más semejantes a la receta de flan de huevo que es la original, aunque una alternativa es aumentar el número de huevos, que pese a aumentar la carga calórica, no serían calorías vacías sino más saludables.

 

no-textura-con-más-huevo

Uno de los problemas del aumento del número de huevos es que el sabor de este ingrediente puede hacerse muy prominente, arruinando el gusto característico del flan de turrón junto al sabor que el turrón aporta en la receta; ¿Cómo sería posible poder lograr un flan de turrón firme pudiendo prescindir de la nata? Con leche evaporada. En el segundo párrafo de este artículo, se mencionaba la leche evaporada como uno de los opcionales ingredientes que permiten preparar un flan de turrón sin nata; que combinado con la leche condensada o leche entera, puede lograr un resultado muy similar a la versión con nata.

El truco está en la concentración de la proteína de leche, que para el caso del flan de turrón, es responsable de parte de la textura característica de este postre, que se complementa gracias a los huevos. No es que la nata tenga mayor concentración de proteína de leche, sino que el efecto de la textura se logra en conjunto con la concentración de grasa que caracteriza la nata para montar, que suele ser de un 30% en cada medida de nata. La leche evaporada no tiene este extra de grasa pero si cuenta con una mayor proporción de proteína de leche, por lo que es la razón por la que se usa como ingrediente sustituto.

La receta del flan de turrón sin nata consiste en sustituir, como se explicó anteriormente, la nata por leche entera con leche evaporada o solo con leche evaporada para lograr la textura característica. La fórmula sería una taza de leche evaporada por cada 2 huevos y media taza de azúcar o la medida de otro edulcorante que equivalga, pues como se explicó anteriormente, una de las razones para sustituir la nata, es para reducir el impacto calórico que este ingrediente agregaría.

 

recetas-sin-nata

Pero sustituir la nata no solo es posible en la receta de flan de turrón sin nata, sino que también es aplicable en otras variantes de flan como por ejemplo el mismo flan tradicional, que puede prepararse a partir de leche evaporada, huevos y azúcar en las proporciones mencionadas en el párrafo anterior. La cocción es la misma de siempre, en baño de María al horno entre 30 y 40 minutos aproximadamente y la opción de cocción en la estufa también es viable, que quizá requiera un tiempo de cocción mayor pero que es muy recomendado si no cuentas con un horno adecuado para hornear postres.

Otra variante de flan que puede verse beneficiado de la sustitución de la nata por leche evaporada es el flan de café; la receta original consiste en tazas de nata por cada 5 huevos, 2 cucharadas de café instantáneo y media taza de azúcar. Podemos sustituir las 3 tazas de nata por 3 tazas de leche evaporada, aunque para algunos quizá eso sea mucho, por lo cual se recomienda como opción, mezclar una taza de leche evaporada por 2 tazas de leche o bien taza y media de leche con taza y media de leche evaporada.

El flan de maracuyá seria también otro ejemplo fantástico que puede prepararse usando leche evaporada en vez de nata; aunque de hecho es común en algunos países prepararlo con leche entera y con poco azúcar, pues una de las ventajas de preparar un flan a partir de pulpa de alguna fruta, es que ésta aporta un dulzor que es natural y que no afecta los niveles calóricos y de azúcar en quienes requieren poner atención a ello. La fórmula es 200 gr de pulpa de maracuyá por cada 200 ml de leche que puede ser entera o evaporada, agregando el azúcar adicional hasta tener el dulzor a gusto.

El flan de turrón de Jijona es otro ejemplo muy similar al del flan de maracuyá, no es que se agregue fruta a la preparación, pero si se agrega el turrón de Jijona, que como es bien sabido, está hecho de almendra molida y miel. La miel es uno de los endulzantes naturales más usados en el mundo con fantásticas propiedades benéficas para el cuerpo. La mezcla puede requerir menos endulzante de lo normal si se agrega turrón de Jijona desmenuzado, disminuyendo así la necesidad de endulzantes adicionales y fomentando el factor de salud en este postre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *