Flan de turrón de almendras: uno de los postres más fáciles y deliciosos

El flan de turrón de almendras es una variante de la receta original del flan que tiene como ingrediente adicional el turrón de almendras desmenuzado. En general, el turrón de almendras más usado es el de Jijona, que es un turrón a base de almendras picadas con miel proveniente de la provincia de Alicante en España. De hecho este turrón es un ingrediente característico de épocas navideñas no sólo en Alicante, sino en toda España.

Postre facil y delicioso

El flan de turrón de almendras es una variante muy común en el mundo, no solo en España a pesar de que de allí proviene. Por ejemplo en México, el flan de turrón llega hasta el punto de que muchas personas creen que se trata de un postre autóctono. La historia del flan de turrón de almendras data de la edad media, a épocas en las que ningún poblado del continente americano había sido colonizado por los reinos y monarquías característicos de Europa.

El Flan No Es Mexicano

La receta del flan cuenta con ingredientes sencillos y su preparación es fácil, ya que sus ingredientes principales son huevo, leche y azúcar. Adicionalmente, se le agrega un elemento aromatizante que puede ser vainilla o cascaras de limón. En la antigüedad también se recurrían a elementos aromatizantes como la pimienta, que se trata de un ingrediente más bien excéntrico en los postres, y que actualmente preferimos reservar para los platos salados, pero lo importante de entender es que fue parte de la receta original del flan hasta optar enteramente por la vainilla y otros aromatizantes más acordes después del siglo VII.

Ingredientes

La receta utiliza originalmente 8 huevos, 4 tazas de leche y 2 tazas de azúcar; evidentemente parece ser mucha, pero el tema del endulzamiento esta mas regido por el gusto personal que por la misma receta. No existe un orden en el cual los ingredientes deben mezclarse, es decir, se mezclarían todos usando un instrumento acorde como una batidora de varillas o un procesador de alimentos. La cocción es al horno, aunque existen métodos para cocinarlo en fogón convencional aunque indiferentemente del método, debe hacerse mediante el uso de baño de maría.

Flan de turrón de almendras

El método del baño de maría es un método de repostería para cocinar postre de una forma menos intensa, que permite que se logre un resultado adecuado evitando que la mezcla se sobre-cocine o se cocine de manera poco uniforme, algo vital para mezclas que requieren una cocción cuidadosa y que tienden a sobrecenarse con una exposición al calor sutilmente prolongada. Cualquier tipo de flan debe cocinarse en esta medida, al igual que otros postres como los arrolladitos de crema con manteca al chocolate, las masitas secas rellenas, la torta moka y la torta de cerveza al chocolate, entre otras.

El baño de María requiere de 3 elementos importantes, uno de ellos es el molde en donde reposa la mezcla que para el caso del flan de turrón de almendras, del flan tradicional o de cualquier otra receta como las mencionadas en el párrafo anterior, suelen consistir en una forma particular con el fin de darle una apariencia gustosa; el segundo elemento es un molde bastante más grande que contendrá al molde con la mescla y el tercer elemento es agua, que se ubica entre el molde con la mescla y el molde más grande. Su función es irradiar el exceso de calor del horno manteniendo una temperatura uniforme y permitiendo que la cocción se realice de forma adecuada.

Mas recetas

El flan de turrón de almendras es una variante del flan tradicional que es el que se prepara con huevos, leche y azúcar; a estos ingredientes, se les añade turrón de almendras como el turrón de jijona, que es un postre de origen español y que consiste en un turrón hecho a base de almendras y miel. Este ingrediente se agrega a la mescla de huevos, leche y azúcar y se cocina al horno como originalmente se hace en la receta de flan original y al baño de maría.

Una alternativa al flan de turrón de almendras es el de prepararla cambiando la leche líquida y el azúcar por leche condensada; la leche condensada es un ingrediente que consiste en leche de vaca con muy poca concentración de agua, a la que además se le ha añadido azúcar. La leche condensada hace el papel de la leche y el azúcar por si mismo, y suele prepararse en proporción de 4 huevos por cada lata de 100 mililitros. Lógicamente, el resultado será un poco distinto al del flan, y de hecho, en algunos países a esta receta se le conoce como quesillo.

El flan de piña es una variante un tanto más tropical que de hecho combina la receta del quesillo explicada en el párrafo anterior con un par de ingredientes adicionales que es lo que lo hacen ser el flan de piña. Los ingredientes son unos 400 ml de jugo de piña, 200 mililitros de leche evaporada, 200 mililitros de leche condensada y 50 gramos para caramelizar el molde. Se mesclan todos los ingredientes como es normal y se vierte posteriormente en el molde caramelizado, cocinándolo por al menos 30 minutos.

Caramelo en el molde

Un dato interesante de la receta anterior y de cualquier receta de flan es el de caramelizar el molde; la función de esto es doble, por una parte se logra dar un acabado característico al flan cuando se desmolda y por otra parte permite precisamente el desmóldame del flan; es una función equivalente a la cobertura de harina que se le hace a los moldes de torta. El caramelo y la cobertura de los moldes de hecho se hace antes de preparar el flan, de forma que al verterlo, el caramelo esté endurecido, aislando la mezcla del flan del molde.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *